Etiquetado: pobreza

1

¡Qué perversa decadencia!

[Sergio Fernández Alonso] La homogeneización monetarizante es la clave de esta perversa decadencia. Todo debe tener forma de cadena de montaje porque es lo más eficiente económicamente a corto plazo, y eso cada vez nos imposibilita más para pensar de una manera que no sea a corto plazo. (…) Quizás sea eso a lo que alguien llamó alienación.

6

Arnao observando el declive

[Antonio Aretxabala] Si no tomamos medidas técnicas adecuadas —y sobre todo sociales— la expansión acelerada de la pobreza será el mayor quebradero de cabeza de nuestros dirigentes y de la propia sociedad en general. Por lo tanto, la tarea urgente es reescribir la economía para adaptarla al mundo real (…)

2

Socialismo sin crecimiento

Giorgos Kallis justifica que el crecimiento no es posible ni siquiera bajo un sistema socialista, y defiende el Decrecimiento como un proyecto ecosocialista. “Una democracia socialista debería ignorar el crecimiento y reorganizarse para producir y consumir no solo de manera diferente, sino también menos.”

5

Ecofascismo: el clavo ardiendo del capitalismo

[Álex Corrons] Seguimos pagando la deuda creada por los banqueros y sus respectivos intereses, en los que se va un tercio del presupuesto del Estado. ¡Y luego hay tantos que siguen señalando a un pobre que lucha por sobrevivir en este infierno!

3

Tiempo de descomponedores

[Marga Mediavilla] Quizá lo que nos pasa es que no hemos entendido el signo de estos tiempos y nuestra frustración viene que esperamos que los procesos sociales germinen como hicieron los de siglos pasados: épocas marcadas por la expansión y la energía creciente que podríamos comparar con la primavera y el verano. En esta década estamos empezando a vivir una época en la historia humana que se asemeja al otoño tardío y el principio del invierno: el momento en que las energías declinan y todo se descompone.

5

De Dracón a Solón (y perdona nuestras deudas, así como nosotros…)

[Pedro Prieto] Hoy repaso los titulares de nuestros grandes medios y veo que seguimos como hace 2.600 años. Veo aristocracia con privilegios. Veo un sistema judicial corrompido hasta las cachas y juzgando de forma torticera y prevaricadora por doquier. Veo gente harta e indignada. Veo que algún filósofo empieza a desplazar a los políticos (…)

13

El contexto de nuestro colapso

[Antonio Turiel] El colapso es terrible, cierto, pero no es obligatorio. No es inexorable, no es nuestro destino forzoso final. Es, sin dudas, donde iremos a parar si continuamos sin estirar las riendas de nuestra sociedad, sin continuamos a delegar ciegamente nuestro intransferible deber de velar por nuestro propio futuro y el de nuestros hijos.