Comunicado de 15/15\15 ante las nuevas detenciones de activistas contra la extinción frente al Congreso de los Diputados

/
Share

Ante la acción policial de este pasado jueves día 30 de marzo, en el trascurso de una acción de desobediencia civil no violenta, en la que fueron detenidas varias personas, entre ellas nuestra compañera y miembro nuestro Consejo de Redacción Belén Díaz Collante, el equipo de la revista 15/15\15 comunica lo siguiente:

  1. Las imágenes de vídeo difundidas demuestran que dicha detención policial se realizó con un uso desmedido de la fuerza por parte de algunos agentes, que incluso ha puesto en grave peligro la integridad física de algunos de los científicos y activistas, como es el caso de Mauricio Misquero, al que tiraron o dejaron caer contra las escaleras, golpeándose la cabeza contra ellas.
  2. Nuestra más enérgica protesta ante semejante actuación policial, ante el ¡terrible! delito de llamar la atención de la opinión pública y del Congreso ensuciando algunas de sus honorables piedras, mientras los responsables de los miles de muertes que organismos como la ONU atribuyen al caos climático no reciben el mismo trato, sino que cuentan con la colaboración, la complicidad o la simple inacción de la mayoría de gobiernos.
  3. Exigimos que se abra una investigación por el uso desproporcionado y totalmente injustificado de la fuerza contra activistas pacíficos, que en ningún momento se resistieron a la detención, tal y como se puede ver en los vídeos difundidos, y que el Ministro de Interior comparezca ante el Parlamento para dar explicaciones de dicha actuación.
  4. La crisis ambiental y existencial desatada por un modo de vida aberrante basado en la explotación masiva de recursos finitos con los que se pretende alimentar un imposible crecimiento ilimitado —al que llaman Progreso— ha desatado una grave crisis ecológica que descompone el equilibrio de la biosfera y amenaza la viabilidad de un futuro verdaderamente humano. Esta, que debería ser hoy la principal preocupación de los representantes públicos, no pasa de ser en la práctica más que un mero recurso retórico para seguir persiguiendo la misma quimera bajo un disfraz más aceptable, llamándola sostenible o verde, al tiempo que amordazan las voces de quienes exigen políticas contundentes para revertir la ruta suicida de este modelo tóxico de civilización. Entre esas voces están las de quienes se dedican a la ciencia, como quienes ahora han recibido tan dura represión, que sienten el deber de interpelar a los políticos y al conjunto de la sociedad alarmados por la gravedad de la situación.

    En consecuencia, exigimos al autodenominado «gobierno más progresista de la historia de España» que atienda la llamada de alarma de la gente de ciencia y de autoridades como el Secretario General de la ONU y ponga en marcha sin más demora las medidas requeridas para detener la destrucción de la Vida, presente y futura, a la que sigue contribuyendo con sus acciones e inacciones, si no quiere ser cómplice del mayor genocidio y ecocidio de la historia.

  5. Reclamamos, igualmente, que en el proceso judicial de los llamados 15 de la remolacha, los horribles «terroristas» que atentaron en abril de 2022 con agua de remolacha contra las escalinatas del Congreso sean absueltos de todos los cargos presentados contra ellos.
Click to rate this post!
[Total: 1 Average: 4]
Share

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior

Reseña de «Educar para la sostenibilidad de la vida. Una mirada ecofeminista a la educación»

Siguiente artículo

La Gran Simplificación: Hagens & Tainter, 2ª y última parte

Lo último de Blog