Esbozos de la Conferencia Internacional de Permacultura: «Hemos entrado en el escenario de los botes salvavidas»

avatar

2015-10-03

international-permaculture-convergence-2015Desde la Red de Transición tuvimos el placer de asistir a la Convergencia Internacional de Permacultura, celebrada a las afueras de Londres, en Chingford. Al evento asistieron más de 650 personas, de los 6 continentes.

Durante el encuentro se sucedieron numerosas charlas, talleres prácticos, actividades en grupo, debates y grupos de trabajo por afinidad e intereses. Por ello, en este texto solo nos centraremos en algunos de los talleres y grupos de trabajo en los que participé durante el encuentro, por su relevancia en la construcción de un nuevo paradigma en un contexto de colapso civilizatorio y caos climático, objetivo de esta nuestra revista.

Charla-videoconferencia con David Holmgren

Una de las actividades que inauguraron la convergencia fue una videoconferencia con David Holmgren, uno de los creadores de la permacultura. Tras una charla breve, tuvo lugar un intercambio de preguntas y debate entre los asistentes y el conferenciante, muy fluido y enriquecedor. Los principales puntos tratados fueron:

  • Su última publicación Colapso por encargo (Crash on demand) donde proponía un derrumbe controlado y dirigido por las poblaciones vía retirada del sistema consumista, ha quedado obsoleto, pues el colapso económico-financiero está teniendo lugar de forma espontanea, por una espiral de destrucción de la demanda y la oferta, y por el pinchazo de burbujas como la de los petróleos no convencionales (fracking) y la burbuja China.
  • La prioridad debe de ser construir resiliencia a nivel comunitario: En esto coincide con un texto reciente de Richard Heinberg, y tantas otras personas. Construir lazos fuertes en las comunidades, trabajar en pro de la soberanía alimentaria y promover un modelo energético sencillo que cubra las necesidades básicas, local, accesible y responsable con el medio ambiente.
  • Buscar equilibrio entre la acción y la experimentación con la tierra y la comunidad, la documentación y divulgación.
  • La alimentación como centro de la Permacultura. Pese al auge de la permacultura social que veamos, lo central debe de seguir siendo la producción de alimento: Los cambios biofísicos no son negociables, mientras que los cambios sociales si lo son. La disrupción climática, el agotamiento de recursos, la degradación ambiental sigue y seguirá acelerando, ese es el mayor reto que tenemos delante. Pérdida de fertilidad de los suelos sería la mayor catástrofe social.
  • En parte, la permacultura social esta impregnada del ideario de la civilización que se derrumba y está cambiando, y a veces gente en este ámbito no tiene en cuenta los rápidos cambios biofísicos que definen el marco en que trabajar.
  • Estrategias estáticas vs. flexibles: Estrategias semi-nomádicas; el moverse ayuda a extender ideas y conocimientos, y facilita adaptarse a los cambios rápidos que vivimos. Recomienda a la gente joven no comprar propiedades ni atarse a un determinado espacio físico. En esto también se centró el permacultor Aranya en un taller posterior, nomadismo estacional frente a la disrupción climática.
  • La permacultura es sentido común. Conocimiento indígena y tradicional, más una parte de diseño, muy importante en un contexto de cambio constante. Importancia de la experimentación, no ceñirse dogmáticamente a lo que siempre ha funcionado. Buscar equilibrio y re-alimentación entre ambos aspectos.
  • Estamos en escenario de botes salvavidas (véase su texto Escenarios de futuro). El reto es la inclusividad de estas islas de ruralidad.

Diseño de estrategias para la adaptación y lucha contra el Cambio Climático

Este taller fue facilitado por Starhawk, permacultora y activista ecologista, residente en el norte de California, región azotada por fuertes sequías.

Se propuso el ejercicio como una especie de Foro Abierto modificado, en el que se generaría grupos de trabajo según intereses de la personas participantes. Como punto de partida, se enumeraron nueve puntos de palanca o intervención frente al cambio climático, a partir del trabajo de Donella Meadows 12 leverage points, sobre como intervenir o hacer palanca en un sistema. Los puntos que se propusieron fueron:

  1. Constantes, parámetros o números: Uno de los puntos menos efectivos, importante para conocer el estado actual, no suelen suponer cambios de raíz a los problemas. Añadir o quitar en algún determinado parámetro. Ejemplo: seguimiento de las concentraciones de CO2 atmosférico en ppm, planes en la reducción de emisiones basados en objetivos numéricos fijos.
  2. Saldos y flujos: Buscar efectos o influencias en los flujos. Por ejemplo, la captación y almacenaje de aguas en los climas con precipitaciones poco frecuentes y concentradas. La retención y posterior distribución modifica los flujos.
  3. Bucles de retroalimentación negativa: Ciclos de constricción y autolimitación. Una retroalimentación negativa tiende a ralentizar un proceso, y a llevar a la estabilidad. Los hay con efectos positivos y con efectos negativos (detención de la corriente del chorro).
  4. Bucles de retroalimentación positiva: Ciclos de auto-refuerzo. Suelen ser el motor del cambio en los sistemas naturales, y aceleran los procesos. Es preferible ralentizar una retroalimentación positiva que acelerar una retroalimentación negativa. Los hay con efectos positivos y con efectos negativos. En el ámbito del clima están caracterizados y estudiados con atención muchos de los bucles de retroalimentación positiva con efectos negativos y potencialmente catastróficos. Necesidad de estudiar, conocer, visibilizar y promover los bucles de retroalimentación positiva con efectos positivos, como facilitarlos o conseguir estos efectos en los ecosistemas para detener los de efectos negativos.
  5. Estructura del flujo de información: De vital importancia para proporcionar información de calidad y clara.
  6. Reglas del sistema: Incentivos y penalizaciones. Prestar atención a las reglas y a quien las establece.
  7. Objetivos del sistema: Cambiar los objetivos cambia todos los puntos listados anteriormente. Por ejemplo, si cambiamos el objetivo del sistema actual, el crecimiento económico perpetuo, en un mundo finito, podremos afrontar problemas como el cambio climático o el colapso ecológico, en vez de empeorar la situación.
  8. Sistemas de auto-organización emergentes: Promover y mantener sistemas con organización descentralizada, como la Permacultura, como estrategias más resilientes. Comportamiento estrella de mar contra araña: Si a una estrella le cortar un brazo, de el nace una nueva estrella, mientras que la araña tiene un nodo central y no se auto-regenera.
    Por ejemplo, los microorganismos tienen la capacidad no sólo de cambiar para adaptarse a su nuevo entorno contaminado, sino también a someterse a una evolución que los hace capaces de biodegradar o bioacumulación de contaminantes químicos. Esta capacidad de parte del sistema de participar en su propia eco-evolución es un apalancamiento importante para el cambio.
  9. Cambio de paradigma: Muy difícil de cambiar, pero el cambio no tiene límites. Meadows hace hincapié en que el hecho de señalar de forma repetida y constante los problemas del paradigma a superar, ayuda a que las personas se vayan abriendo progresivamente a nuevas ideas.
    Los paradigmas que trascienden pueden ir más allá de los supuestos fundamentales que causan desafíos, en el reino de cambiar los valores y prioridades que conducen a los supuestos, y ser capaz de elegir entre conjuntos de valores a voluntad:

    “Muchos hoy en día ven la naturaleza como un stock de recursos para ser explotados para propósitos humano. Muchos nativos americanos ven la naturaleza como una diosa viviente, para ser amada, adorada, y compartir la vida con ella. Estos puntos de vista son incompatibles, pero quizás otro punto de vista podría incorporar a los dos, junto con los demás.”

Esquema de conceptos en Permacultura. Fuente: Wikimedia Commons.

Esquema de conceptos en Permacultura. Fuente: Wikimedia Commons.

Tras este taller, se estableció un grupo de trabajo sobre Estrategias frente al Cambio climático, que reunió durante varios días en un apartado llamado Next Big Steps a personas con ganas de dibujar y crear líneas de actuación para los próximos meses. En concreto, en el grupo en el que participé, se elaboró un escrito sobre Permacultura y Cambio climático para utilizarse antes del la reunión en Paris de la COP21 y en los ámbitos en los que pueda ser de utilidad:

“El movimiento de permacultura ofrece perspectivas vitales y herramientas para abordar el cambio climático catastrófico.

El cambio climático antropogénico es una crisis sistémica —de los ecosistemas y los sistemas sociales— y debe abordarse sistémicamente. Ninguna solución tecnológica única o solución milagrosa va a resolver el problema. La permacultura emplea el pensamiento sistémico, observando los patrones, relaciones y flujos, vinculando soluciones en conjunto hacía estrategias sinérgicas que trabajen con la naturaleza y se adapten a las condiciones locales, terrenos y culturas.

Los esfuerzos para hacer frente a la crisis climática deben basarse en la justicia social, económica y ecológica. Las barreras a las soluciones son de carácter político y social, no técnicas, y los impactos y consecuencias del cambio climático más graves se están cebando con las comunidades y pueblos que han hecho menos para causarlo. Las comunidades indígenas tienen visiones del mundo y las perspectivas que son vitalmente necesarias para ayudarnos a volver al equilibrio con el mundo natural.”

palanca-740x345

[Total:6    Promedio:4.7/5]
avatar

Max Rokata

Biotecnólogo de formación, en proceso de reciclaje y adaptación a una realidad cambiante. Activista en las redes sociales por un cambio de paradigma. Colaborador externo de varias iniciativas como la Red de Transición. Miembro de Cardedeu en Transició. Aprendiz de Permacultura, creativo de nuevas culturas y descreído de las fantasías de un sistema socioeconómico suicida que se desmorona llevándose por delante el capital natural que sustenta la vida del planeta.

13 Respuestas

  1. Recomienda a la gente joven no comprar propiedades ni atarse a un determinado espacio físico.

    Hola Max, podrías desarrollar un poco más esta idea. La cuestión de diseñar un hábitat humano sostenible, en espacial en su aspecto de producir alimento lleva bastante tiempo y necesidad de realizar un seguimiento cercano y constante. Hablo de diseñar un jardín comestible y crearlo, huertas, gallineros, composteras, wc secos etc etc.

    ¿Esto sería un poco incompatible con ese nomadismo que comentas no?

    ¿Dónde encajarían aquí las ecoaldeas o pequeñas comunidades dueñas de una pequeña parcela que se formen en lugares rurales relativamente aislados y que sean muy autosuficientes?

    Gracias y enhorabuena por el artículo

    • avatar Casdeiro dice:

      Recomienda a la gente joven no comprar propiedades ni atarse a un determinado espacio físico.

      A mí también me ha chocado bastante eso y la idea de que la humanidad pospetróleo vaya a ser predominantemente nómada… ¿Es que están dando ya por sentado que van a quedar cuatro y el apuntador? Porque la verdad es que no me parece realista pensar que varios miles de millones de personas puedan ser a la vez nómadas, porque iban a estar chocando constantamente!

      Además, si lo que creen es que seremos seminómadas… ¿eso no pasa por tener unos asentamientos base? o ¿un pueblo de invierno y otro de verano, como aún hay gente que tiene? En ese caso, sí que habrá que tener un sitio sea en propiedad o con otras figuras de uso.

      • avatar Max Rokata dice:

        Creo que Holmgren da por hecho una población más reducida, grandes migraciones por subsitencia, etc…

        No creo que el hecho de ser seminómadas (depende del grado que consideremos) esté reñido con tener asentamientos estacionales, de hecho, me parece que por ahí iban los tiros.

        Personalmente el tema de la “propiedad”, en un contexto como el que viene, se va a desdibujar mucho… No deja de ser un pilar del paradigma que se desmorona.

        • avatar Casdeiro dice:

          ¿De qué paradigma? La propiedad privada (y la comunal también, que no deja de ser una forma de propiedad) es muy anterior al paradigma capitalista-industrialista. Creo que deberíamos remontarnos al periodo pre-Neolítico para encontrar paradigmas sin propiedad. Y no creo que vayamos tan lejos…

          • avatar Max Rokata dice:

            El actual, la propiedad privada como algo superior a los derechos humanos. La propiedad comunal no creo que supusiera un problema, más bien todo lo contrario.

            Pues igual debemos de ir tan lejos, o casi, para tener opciones de salir adelante y adaptarnos a los grandes cambios y traumas por venir. La poblaciones indígenas son el máximo exponente humano de resiliencia y cierre de ciclos, por lo que tendremos que intentar imitarlas y aprender de ellas en la medida de lo posible. En la Permacultura, y en mi mismo, hay cierta influencia Anarco-primitivista…

    • avatar Max Rokata dice:

      Buenas Bilal,

      Pues tanto Holmgren como Aranya parecían apuntar con el “semi-nomadismo” a la ventaja de tener varios lugares donde poder vivir, y al hecho de moverse por proyectos comunitarios, ofreciendo trabajo y conocimientos, y recibiendo lo mismo en dirección opuesta. También le daban un énfasis estacional importante.

      Entiendo que se refieren a que es tan importante tener un asentamiento fijo como conocer otros espacios donde poder ir durante periodos concretos. Imaginemos que conocemos algún proyecto en un clima diferente al que estamos establecidos, esto podría dar pié a intercambios estacionales de integrantes en una y otra comunidad.

      También entiendo que desaconsejan grandes desembolsos en tierras, que probablemente en un futuro puedan ocuparse en lugares recónditos. Gastar más en formación, en conocer diferentes iniciativas y perspectivas. En este sentido estoy muy de acuerdo. En momentos de incertidumbre puede ser una desventaja el apego a lo material o a una localización física concreta.

      Creo que una Red de Ecoaldeas (tenemos la Red Ibérica de Ecoaldeas), con buen intercambio de información, personas y experiencias encajaría bien en esta propuesta

      Aranya hablaba de ir sembrando bosques comestibles con perennes allá por donde vayas asentándote.

      Holmgren dijo que pronto saldrá su último libro, y en el parece que se mete de lleno en alternativas en escenario de “botes salvavidas”

      Gracias por tu comentario!

      • avatar Casdeiro dice:

        Ah, no sabía que tenía nuevo libro en cartera. Siempre es interesante leer a este hombre.

        No obstante, y volviendo al tema del nomadismo/seminomadismo, le veo una pega concreta muy importante en el contexto actual y en el futuro: que al dejar de habitar un lugar te expones a que te roben o te lo ocupen. Es todo un dilema, puesto que para obtener las ventajas del nomadismo te expones a esto… Al menos es una pega para el SEMInomadismo, pues el/la nómada ya lo lleva todo consigo y no tiene casa que le puedan robar.

      • avatar Casdeiro dice:

        Y también la propuesta de ir sembrando bosques allá por donde pasas suena muy bonita, pero muy poco práctica si no queda alguien para defenderlos :-/

        • avatar Max Rokata dice:

          Tal vez la solución sería alternarse en la comunidad para permanecer en el lugar, una especie de guardia de mantenimiento estacional. Quien sabe, esta todo por hacer.

          • avatar Demián Morassi dice:

            gracias por el resumen….
            Lo que debaten lo enlazo con cierto nomadismo en las emigraciones. Hay casas que albergan durante años a migrantes diversos. Algunos permanecen varios años otros pasan unas semanas, camas calientes que albergan a trabajadores nocturnos y diurnos. La casa sigue funcionando y sin poder prediseñar nada el sistema se mantiene. Dudo que el que quiere asentarse y encuentre un sitio propicio no luche por él como propio (aunque sea propiedad comunitaria). Pero sí apoyo lo de no invertir de forma insegura, “ante la duda no” sería mi punto de vista. Hay que decirlo porque por inercia terminamos invirtiendo, apenas tenemos un sobrante, en algo… por ahí el mensaje era que ante la duda, ese algo no sea una propiedad (sino conocimientos, oficios, tiempo de tranquilidad, salud, etc.). De hecho, donde vivo en el sur de la Argentina no se me ocurriría qué hacer si tengo dinero sobrante, no veo ningún terreno viable compatible con vivir cerca de los míos (es una zona árida que vive del puerto que vive del mercado global).

  2. Gracias a ti por tu respuesta Max¡

    Un abrazo¡

  3. avatar Roger dice:

    Yo no veo el nomadismo/semi-nomadismo como algo en absoluto incompatible con la idea de permacultura. Creo que la clave está en articular, a media que se desmorona el tinglado (y recordemos que no hay nada escrito y este puede todavía durar un tiempo más, sorpresas habrá), tejer una red internacional cada vez más fuerte y diversa de personas. Ante posibles cambios abruptos es evidente que quedarse estático no tiene sentido y como hay tanta incertidumbre sobre los impactos del cambio climático (que al fin y al cabo, aunque haya una tendencia que diga que subirán las temperturas el individuo lo siente a nivel local y aquí si puede variar mucho) creo que lo óptimo sería tejer una red internacional con fuerte resiliencia local. Creo que si de algo debemos aprender el futuro no es solo a la resiliencia local. Seguiremos pudiendo andar y movernos en otros transportes más lentos y lo mismo sucederá con la información pero no hay que irse al extremo pienso. Esa es la idea que yo saco y por donde veo que el decrecimiento pues también puede cobrar fuerza.

    Un saludo!

  4. 2 comentarios
    1. “ en la expresión Muchos hoy en día ven la naturaleza como un stock de recursos para ser explotados para propósitos humanos”.… hay que comentar que estos muchos tienen un nombre: Capitalismo verde (revolución verde + Economía verde +comercio verde ) que consiste respectivamente en agricultura química que produce agro tóxicos, el expolio y de deforestación para la implantación de monocultivos como la soja para el ganado o agro combustibles , comercio verde o la comercialización masiva de los productos derivados de la revolución verde y de la economía verde a grandes superficie de híper y maro mercados. En resumen expolios de ecosistemas y macro-comercios a grandes distancias. Con la finalidad única de lograr proseguir con el aumento del crecimiento del PIB para una oligarquía y para cubrir la escusa de creación de empleo. Pero no, esta en absoluto una solución para crear empleo. La única solución (según vengo declarando en mis textos al igual que lo hace Paul Aries) para crear trabajo enajenado para todos es a través de una DRASTICA reducción de la jornada laboral.
    2. Estoy de acuerdo con los comentarios de Bilal y Casdeiro:
    -“Dónde encajarían aquí las eco-aldeas o pequeñas comunidades dueñas de una pequeña parcela que se formen en lugares rurales relativamente aislados y que sean muy autosuficientes?” En efecto las eco-aldeas no pueden ser transportadas con un macro tractor de un parte a otra.
    -La propiedad privada creo que no es defendible pero la comunal (como muy bien dice Casdeiro), si puede ser defendible. Sería una propiedad comunal que potenciaría una afirmación de la identidad e incluso de la diversidad (tanto cultural como biodiversidad). Suele darse el caso de que cuanto mas viaja la gente más suela aumentar el pensamiento único y la uniformación global.
    Por otra parte no creo que toda la admirable acumulación del conocimiento (única admiración aceptable) haya

    que tirarla por La borda para después regresar al paleolítico. No creo que haya que ir tan lejos (como muy bien
    dice Casdeiro). Creo que algunos muebles del conocimiento si que hay que salvarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *